fbpx

Tratamiento de la Cistitis Actinica


La Oxigenoterapia Hiperbárica en el tratamiento de la Cistitis Actinica


Una de las complicaciones reconocidas de la radioterapia pelviana es la cistitis actínica (CA).
Su etiología está relacionada con daño crónico de la mucosa vesical secundaria a la radioterapia, que produce:


El daño actínico a los tejidos se ha relacionado con hipoxia y con obliteración de vasos sanguíneos, hipoxia y daño isquémico crónico.
Esta situación puede presentarse desde semanas hasta varios años después de la radiación. La persistencia de estas alteraciones son las responsables de los efectos de la radioterapia a largo plazo. Existe evidencia de que el daño endotelial microvascular es uno de los principales efectos del daño tisular actínico.
La radioterapia también altera la capacidad regeneradora de los tejidos, por lo que las lesiones tienden a no cicatrizar.
El daño por radioterapia puede ser de magnitud variable dependiendo del caso individual, de la dosis administrada y del área afectada por la radiación.


La forma de presentación de la CAH es variada.

  • Hematuria (sangre en la orina) leve, intermitente y transitoria.
  • Hemorragia copiosa que precisa reposición de volumen y transfusiones.
  • Síntomas irritativos vesicales.
  • Urgencia y frecuencia miccional.
  • Dolor vesical.




La incidencia de CAH (cistitis actínica hemorrágica) fluctúa entre el 2 y el 8%. Puede aparecer de 2 meses a 10 años después de la irradiación.


La Oxigenación Hiperbárica aumenta 8 a 9 veces la densidad vascular de tejidos irradiados. Paralelamente se genera la angiogénesis que se mantiene en el tiempo. Esto se ha evidenciado con mediciones transcutáneas de oxígeno tisular a un seguimiento de hasta 4 a 12 años.


  • Aumenta el metabolismo aeróbico y produce una vasoconstricción secundaria que lleva a reducción del edema crónico.
  • Estimula la proliferación de fibroblastos.
  • Favorece la angiogénesis.


Clínica oxigenosalud

Equipo médico de experiencia, con
Cámaras Hiperbáricas individuales, de última
generación, certificadas por la FDA. Son de material
rígido (No inflables) y que presurizan hasta 3 ATA.

Clínica Oxígeno Salud © 2020. Todos los derechos reservados.